Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Marketing’

Bajo este simpático asunto, he recibido la invitación al Seminario de Marketing de Guerrilla aplicado al Sector Inmobiliario que organiza Ignacio Castillo en Madrid el próximo jueves. Cuanto menos el asunto deja claro que Ignacio domina a la perfección el Marketing de Guerrilla.

Yo no podré asistir, aunque me hubiera gustado, para aquellos que puedan, aquí les dejo una breve presentación del seminario:

¡Si hacemos lo siempre de siempre y del mismo modo que los demás, sencillamente, NO nos verán!

2127166634_25846d9ef3_oMáximo impacto, mínima inversión. El “marketing de guerrilla”, término acuñado en 1984 por Jay Conrad Levinson, piensa fuera del tiesto para llegar de otra manera a un público que lo ha visto todo, bombardeado por unos 3.000 mensajes publicitarios al día. La clave de la publicidad guerrillera es que no parece publicidad. Cuando ataca deja al público pensando qué es lo que ha visto. Intriga, sorprende, transgrede, hace sonreír y generalmente ocurre en la calle.

No hay formatos ni reglas.La agencia BBDO colocó decenas de brazos de plástico colgando de los maleteros de taxis neoyorquinos para promocionar Los Soprano. En el aeropuerto de Johannesburgo, colocaron docenas de huevos en las cintas transportadoras de equipaje para dar a entender lo requetebién que Virgin trata las maletas. Kirshenbaum Bond pagó a actores para que comentasen espontáneamente en los bares de moda lo fabulosa que era la nueva bebida de su cliente. La guerrilla es barata e impactante, pero ¿funciona?

Si desea más información o inscribirse haga clic aquí cuanto antes, puesto que quedan pocas plazas disponibles.

Read Full Post »

Con la aparición de las páginas Web 2.0 y las redes sociales online se ha roto la baraja y han cambiado las reglas del marketing.

Durante las últimas décadas hemos vivido una transformación de las empresas, la gran mayoría ha pasado de un modelo de compañía orientada a producción y costes a uno que tenía como principal premisa al cliente. Esto ha significado que las firmas para obtener un mayor beneficio han dejado de estudiar cómo abaratar la producción de sus bienes, para investigar las necesidades del consumidor, intentando proporcionarle un valor añadido al mismo que justificara un mayor precio de sus productos y servicios.

Gracias a esta nueva orientación el marketing se ha convertido en un departamento estratégico en estas compañías, realizando estudios de mercado para rediseñar productos según las necesidades de los consumidores, o incluso creando nuevas necesidades en el consumidor, yo hace 15 años, salía tranquilamente a la calle y no me sentía desnudo, por no llevar mi iPhone o mi móvil.

No voy a extenderme en grandes explicaciones de lo que es el marketing, ni en hablar de las 4 P’s, porque es como cuando intentas dar las gracias a una gran lista de gente y siempre te dejas a alguién. Basta que hables de las 4 P’s para que un colega replique con que te has dejado la postventa o el packing… Pero ahí va lo que para mi es un buen resumen lo que es el marketing:

CésarLa mujer del César no sólo debe serlo, sino además parecerlo…

(Resumen de lo que es el marketing de mi primer profesor)

Bien, parece obvio que para comercializar un producto o servicio no basta con que el mismo sea bueno, sino que también tiene que parecerlo. Si yo tengo un excelente vino de Somontano, digno del más exquisito paladar (producto), y lo comercializo en gasolineras (punto de venta), en Tetrabrik (packing) y a 15 € la unidad (precio), por mucho descuento del 10% que haga (promoción) o cuñas que inserte en la radio (publicidad), no voy a comerme un rosco (beneficio).

Debemos trasmitir al consumidor las excelencias de nuestros productos a través de un marketing mix adecuado para impulsar la compra, haciéndole percibir a un cliente, que no conoce nuestro producto, que él mismo es el que mejor se adapta a sus necesidades.

El problema radica en que muchas empresas han olvidado la primera parte del refrán. “La mujer del César no sólo debe de serlo” para centrarse en el “parecerlo”, y eso, apreciados colegas es un grave error poque:

cleopatra… Para parecerlo, primero debe de serlo.

Es absurdo maquillar un producto mediocre con las mejoras galas, no es una estrategia de marketing mix coherente, como reza otro refrán, “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Con suerte conseguiremos engañar al cliente una vez, pero por mucho que os digan que “el hombre es el único animal que tropieza 2 veces con la misma piedra”, no os lo creáis: Ese cliente no va a volver a comprar nuestros productos y lo que es peor, quedará descontento.

He conocido empresas a las que no les ha importado dejar a clientes insatisfechos, graso error, tipicamente son empresas en situación de monopolio o que comercializan productos y servicios con altos precios de entrada que una vez cobrados poco les importa el satisfacer o no las espectativas del cliente.

Hasta ahora ninguna o poca voz tenía el consumidor insatisfecho más que recurrir a la OCU o desahogarse con sus amigos y familiares, pero lo que antes era un graso error, con la aparición de las webs 2.0 y las redes sociales se ha tornado en un suicidio empresarial.

Esta nuevas tecnologías son un arma de doble filo, puesto que aunque por un lado nos permiten llegar a un gran número de consumidores a costes realmente bajos, convirtiendo en una segunda red de comerciales a nuestros clientes satisfechos, por otro lado aquellas empresas cuyos productos no cumplan con las expectativas de los consumidores se verán altamente castigadas por el poder del boca a boca.

De este modo las empresas que comercializan bienes y servicios del agrado de sus clientes deben ser las primeras en acudir a estas tecnolgías en busca de nuevos clientes a costes reducidos, bien sea a través de inversiones en publicidad o a través de técnicas de marketing de guerrilla, anticipo que el retorno de la inversión en cualquiera de los casos es más que elevado comparado con el de los canales habituales, sobretodo por 2 motivos, el bajo coste y la casi infinita capacidad de segmentación.

juliuscaesar1Por otro lado, el resto de empresas que no hayan creido en la fidelización de sus clientes, deberían desestimar por el momento estos canales, ya que cualquier inversión en ella se tornaría en su contra, y les sugiero que empiecen a cambiar de mentalidad, puesto que les guste o no, estos canales gozan de gran autonomía y vida propia, y en cualquier momento surgirá un hilo con duras críticas de manos de un cliente descontento. Además en nuestra cultura existe un extraño fenómeno por el que la velocidad de propagación de una crítica es mucho más elevada que el de una recomendación, y apagar esos fuegos es una labor costosa y de uno a uno.

Así pues, que cada uno haga examen de conciencia y decida si empezar a emplear estos nuevos canales para dar a conocer sus bienes o servicios, o empezar por mejorar la satisfacción de sus clientes.

Read Full Post »

Hace unos días tuve la oportunidad de participar en una presentación interna de técnicas SEO que realizaron los responsables técnicos y de marketing de algunos de los portales web del grupo. Lo primero que me llamó la atención fue la presuposición de que estábamos hablando de técnicas de posicionamiento específicas para Google, obviando la de otros motores de búsqueda (Yahoo, MSN): no es de extrañar, dada la cuota de mercado que posee Google en España (un 96% de las búsquedas se realizan mediante Google).

Todos somos conscientes de la importancia de estar bien posicionados en Google, así que los expertos SEO siempre han estado atentos a la evolución que Google ha efectuado sobre sus algoritmos de indexación y posicionamiento (más un trabajo de alquimia que de ciencia) y hemos visto el producto de tanto sudor: la Web repleta de esperpentos pensados para “satisfacer” a Google.

El efecto de Google sobre la Web (en mayúsculas) es similar al que se deduce del principio de indeterminación de Heisemberg: es imposible observar un experimento sin provocar un cambio en sus resultados. Y es que la forma como Google indexa y “entiende” los contenidos de la Web acaba repercutiendo en la forma que la propia Web adopta.

Por suerte para todos, Google ha evolucionado refinando sus algoritmos para premiar los contenidos sin excesos y los links de calidad dejando atrás las teorías de intercambios de links, las páginas repletas de repeticiones, los títulos “crípticos” y, en resumen, todo lo que empobrecía la riqueza que se le supone a la Web: una maya de información y servicios creada de forma natural y evolutiva.

¿Quiere decir esto que nuestros expertos en “Google Engine Optimization” desaparecerán?…

Hace unos años, los GEO dedicaban todo su esfuerzo a “manipular” a Google para que asignase una “relevancia” alta a las páginas deseadas (Ej: el aumento “artificial” de “page rank”)… este tipo de GEO tiene los días contados (El page rank ya no es lo que era)

Hoy por hoy, las técnicas SEO (retomemos el término original) son un conocimiento más que debe ser tenido en cuenta por las personas que participan en el ciclo de vida de un web site:

  • Marketing decide qué información es relevante y qué peso debe dar al posicionamiento natural frente a campañas más “clásicas”.
  • Diseño sabe qué reglas emplear cuando estructura una página/site (ej: una tabla no debe ser usada para maquetar, solo para mostrar información tabulada) y cómo representar las directivas de Marketing.
  • El equipo técnico conoce la importancia de URLs “amigables”, el uso de “AJAX” de forma “comedida” y, en general, lo que puede o no usar en la implementación de un website.

Entonces, ¿necesitamos expertos en SEO?

Pongamos como ejemplo la norma ISO 9001:  todos sabemos lo adecuado que es tener bien definidos los procesos de nuestra empresa, pero al final acudimos a un experto para que nos guíe si deseamos adoptar esa norma.

Lo mismo sucede con Google y las normas de calidad que nos exige: todos sabemos en menor o mayor medida qué debemos hacer, pero al final siempre es adecuado tener un buen profesional al que acudir.

¿GEO o SEO?

Google ha ido mucho más lejos que el resto de “motores de búsqueda”, imponiendo unas condiciones de medición de calidad más afinadas y restrictivas. Hoy por hoy puede asumirse que tu página pasará los filtros de calidad de cualquier motor de búsqueda si, previamente, lo hace con los de Google.  Si sumamos a esto el hecho de que Google controla el 60% de cuota de mercado mundial, todo buen SEO debe ser, por definición, un buen GEO.

Links de interés

How Search Engines Work: Search Engine Relevancy Reviewed
WebMaster Guidelines de Google: Quality guidelines
Algunas estadísticas de uso de buscadores en Comscore : Mundial, EEUU, Europa

Enlace relacionado: internet supera ya los 1000 millones de usuarios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: