Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘deflación’

 

vivienda-precio-2008

Parece que el título del post indica una obviedad, pero hasta cierto punto es complicado medir o valorar como o en que cuantía se reducen los precios de la vivienda; algo que en otro tiempo lejano siempre eran precios aumento y en un momento más cercano precios estabilizados pero no en crecimiento.

El informe del Instituto Nacional de estadística publicado el día 30 del pasado mes de diciembre, muestra como el precio de la vivienda al menos durante el tercer trimestre de 2008 siguió una clara variación anual negativa, esto es, lo que ha cambiado desde el principio del pasado año 2008, hasta el fin de su tercer trimestre que es hasta donde cubre éste estudio.
(más…)

Read Full Post »

Riesgo de deflación.

LONDRES, 8 (EUROPA PRESS)

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy rebajar los tipos de interés en 50 puntos básicos, hasta situarlos en el 1,5%, su nivel más bajo en los más de 300 años de historia de la institución, con el objetivo de combatir la recesión económica.

De este modo, la intitución presidida por Mervyn King acumula cuatro recortes consecutivos en el precio del dinero, puesto que el pasado 8 de octubre recortó los tipos en medio punto en el marco de una acción concertada con el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de EEUU, y los bancos centrales de Suiza, Suecia y Canadá, mientras que en la reunión del pasado 6 de noviembre decidió un drástico recorte de 150 puntos básicos al que sumó otro punto porcentual el pasado 4 de diciembre.

La decisión del BoE pretende hacer frente al frenazo económico del país, puesto que la economía británica retrocedió seis décimas en el tercer trimestre del año, su mayor retroceso en 18 años, después del estancamiento registrado entre junio y septiembre, lo que prácticamente constata que la quinta economía mundial se encuentra en recesión.

Por su parte, la tasa de paro en Reino Unido se situó en noviembre en el 6%, después de que la cifra de desempleados alcazase los 1,86 millones, su nivel más alto desde 1997.

En el día de ayer, el ministro de Economía de Reino Unido, Alistair Darling, advirtió de que el país está lejos de superar la recesión y que las perspectivas para 2009 son “difíciles” por lo que no descartó la posibilidad de que el Gobierno lleve a cabo una segunda recapitalización de los bancos, tras la inyección de 37.000 millones de libras (41.090 millones de euros) realizada en octubre.

Read Full Post »

La Reserva Federal fija una horquilla, por primera vez, entre el 0% y el 0,25% – La debilidad de la economía y una fuerte caída de precios explican la decisión.

La Reserva Federal (Fed) marcó ayer otro hito en su lucha contra la masiva destrucción de riqueza provocada por la crisis financiera, al fijar por primera vez en la historia una horquilla objetivo en los tipos de interés que se moverá entre el 0% y el 0,25%, desde el 1% anterior. Es el nivel más bajo nunca visto en EE UU, inferior incluso al de la Gran Depresión o la II Guerra Mundial. Tras la decisión, la Reserva Federal intervendrá cada día en el mercado para inyectar liquidez a los bancos a un tipo que estará dentro de esa horquilla. La Fed apunta que se mantendrán “tipos de interés excepcionalmente bajos durante algún tiempo”. La decisión fue unánime.

La autoridad monetaria hace frente a la crisis económica y a la creciente amenaza de deflación. En noviembre, los precios bajaron un 1,7% respecto de octubre, la mayor caída desde la Gran Depresión, lo que deja la inflación en el 1,1% y apunta a tasas negativas en 2009 por primera vez desde 1955.

Como dijo ayer el presidente electo, Barack Obama, la Fed se está quedando sin la “munición tradicional” para luchar contra la profunda recesión que sufre el país. El agresivo recorte de tipos llevado a cabo desde agosto, cuando estaban en el 5,25%, no está siendo suficiente para estabilizar la economía. Por eso, su presidente, Ben Bernanke, gran estudioso de la Gran Depresión de la década de los años treinta, optó por utilizar todos sus poderes para inyectar liquidez y ser creativo.

El propio presidente George W. Bush reconoció ayer que ha “abandonado los principios de la economía de mercado para salvar el sistema de economía de mercado”. Defensor a ultranza de la libertad de empresa, Bush se refirió así en una entrevista con CNN a las intervenciones del Gobierno federal para afrontar las crisis inmobiliaria, crediticia y del sector del automóvil.

La última reunión del año de la Fed estaba programada originalmente para un día. Pero se optó por ampliarla a dos, para analizar con más tiempo las dificultades a las que se enfrenta la economía y el sector financiero. Se trataba de algo más que decidir una bajada de tipos, porque ese camino ya da poco margen de maniobra y la Fed necesita salir a escena con nuevas ideas. La expectación era alta en Wall Street.

Bernanke habló a comienzos de mes de la posibilidad de experimentar con otros canales que le permitieran facilitar crédito directamente a empresas y consumidores. El comunicado de la Fed fue específico sobre lo que piensa hacer a partir de ahora.

Entre las vías que utilizará para inyectar liquidez, la Fed citó la compra de “gran cantidad” de activos vinculados a hipotecas, para apoyar así el sector de la vivienda, una medida ya anunciada semanas atrás con el propósito de que baje el precio del crédito. En paralelo, está estudiando los potenciales beneficios de la compra de bonos a largo plazo emitidos por el Tesoro. Para todo esto, dijo que recurrirá a ampliar la base monetaria, es decir, le dará a la máquina (electrónica) de fabricar dinero. Es lo que los economistas llaman expansión cuantitativa -el método usado por Japón para combatir la deflación la pasada década cuando los tipos ya habían llegado a cero-, sólo que Bernanke está dispuesto a usarla de una forma mucho más agresiva.

Encontrar un equilibrio se hace cada vez más complicado. Hace unos meses era la inflación (que llegó al 5,6% en julio) la que planteaba un quebradero de cabeza a la Fed a la hora de definir su estrategia. Ahora lo que preocupa es lo contrario: el riesgo de deflación. Pero el alza de precios es más fácil de combatir con una política restrictiva, y con los tipos de interés tan cerca de cero, la caída de precios plantea una importante dificultad.

El vuelco está siendo espectacular. La caída de los precios del 1,7% de noviembre es la mayor desde que el Departamento de Empleo empezó a calcular el dato con ajustes estacionales, en 1947. Si se mira más atrás en la secuencia histórica, tan sólo es superada por la caída del 1,9% registrada en enero de 1932, en plena depresión.

El motivo de este fuerte descenso es el abaratamiento de la energía (17% en noviembre), sobre todo por la caída en las gasolinas (29,5%). Esto tiró también a la baja del transporte (9,8%). La subyacente se mantiene en el 2%, lo que limita algo los riesgos.

El mercado de la vivienda es el otro punto de preocupación. La contracción continúa, y es severa. La construcción de nuevos inmuebles residenciales cayó un 18,9% en noviembre, colocándose a su nivel más bajo desde 1959. Y los permisos para lanzar nuevos proyectos, que ayudan a anticipar la actividad en el sector, cayeron un 15,5%. Los constructores apuestan por liberar inventario.

La recesión que arrancó en diciembre de 2007 está provocando una verdadera sangría en el mercado laboral. El pasado mes de noviembre se destruyeron 533.000 empleos no agrícolas, la mayor pérdida de puestos de trabajo en 34 años. La tasa de paro subió el 6,7%, la más alta desde 1983. El total de desempleados se eleva a 10,3 millones, y 1,9 millones de empleos desaparecieron ya con la crisis económica, que amenaza con ser prolongada.

Y los nubarrones siguen amenazantes en el sistema financiero. Al crédito le cuesta circular por la pérdida de confianza, a pesar de las multimillonarias inyecciones de liquidez. Ante esta situación, el comunicado de la Reserva Federal era clave para intentar adivinar su hoja de ruta. La Fed reiteró que “usará todas las herramientas disponibles” para estimular la economía y estabilizar los mercados.

La respuesta de Wall Street fue positiva, con un alza del 4,2%. La rebaja provocó la mayor caída del dólar frente al euro en un solo día desde que existe la moneda única, hasta 1,41 dólares por euro.

Fuente: Elpais.com 17.12.2008

Read Full Post »

La revista “The Economist” advierte en su próximo número de que “lo peor está por venir” en la crisis del sector inmobiliario español y de que el mercado se va a encargar de terminar con una queja constante de los españoles durante los últimos años, la de que la vivienda tiene unos precios exorbitantes.

 

Bajo el título de “La pesadilla de las constructoras”, esta publicación analiza la situación de las constructoras españolas y el mercado inmobiliario en general y constata que los españoles no están acostumbrados a que la vivienda se deprecie.

Como el ladrillo ha sido la apuesta segura durante mucho tiempo, a los españoles les resulta difícil de entender que los precios caigan tan drásticamente, afirma la revista británica, que recoge el caso de los cientos de personas que durmieron al raso durante días para hacerse con alguno de los pisos del “pocero” de Fuenlabrada (Madrid).

La realidad es que podrían haber encontrado precios más bajos en Internet, afirma la publicación, que asegura que el mercado “esta cayendo rápidamente”, pero a un ritmo que es difícil de evaluar.

Esto es así, dice “The Economist”, porque los españoles no declaran el verdadero precio de venta de sus casas, lo que repercute en que las cifras oficiales, basadas en estimaciones de tasadores, muestren una caída nominal del 1,3% en el tercer trimestre.

Según la revista, la mayoría de los expertos piensa que la cifra es mucho mayor y ofrece la valoración de la escuela de negocios IESE, que habla de una caída del 8% en los precios.

Promociones un 20% por debajo del precio inicial

Los vendedores privados no pueden creer que sus hogares están perdiendo valor, pero los constructores saben que se les acabó el chollo, continúa “The Economist”, que destaca que muchas promociones se están vendiendo a un 20% por debajo del precio inicial.

Este es un dato que pocos constructores están dispuestos a reconocer públicamente por miedo a que los clientes cancelen sus contratos y se vayan en busca de algo más barato, añade la revista en la edición que sale a la calle este viernes.

La publicación se refiere también a los problemas de los bancos, que no vienen tanto de los impagos por parte de los particulares, sino de los constructores y las promotores, destinatarios de más del 40% de los créditos inmobiliarios que conceden las entidades.

Y lo peor está por venir, dice la revista, que señala los grupos constructores que están en dificultades: Habitat, Martinsa-Fadesa, Metrovacesa, Colonial y Sacyr Valleherrmoso.

En este contexto, recoge “The Economist”, muchas nuevas viviendas aún se están terminando de construir, pero son pocos los nuevos proyectos que se han iniciado en los últimos meses.

Las grúas, tan presentes en las últimas décadas en el paisaje urbano español, pronto desaparecerán y la construcción (que hasta hace poco representaba en España el doble del porcentaje del PIB que en otros grandes países europeos) sufrirá un duro ajuste.

El reportaje descarta que los planes del Gobierno para reactivar la economía vayan a hacer subir el precio de las propiedades.

Y concluye: durante años los españoles se han quejado de los exorbitantes precios de la vivienda. El mercado se está encargando de solucionarles el problema.

Fuente:  http://www.finanzas.com/

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: